Pat Robertson: Aquellos que se oponen a Trump se rebelan contra el plan de Dios

Pat Robertson

Imagen vía Wikimedia Commons

El televangelista Pat Robertson culpó de la renuncia forzada del asesor de seguridad nacional del presidente Trump, Michael Flynn, a los 'izquierdistas y supuestos progresistas' del gobierno federal, a quienes acusó de intentar destruir el país y 'rebelarse contra el plan de Dios para Estados Unidos'. . '



También sugirió que los miembros de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos cometieron un delito federal al escuchando en una conversación telefónica del 29 de diciembre de 2016 entre Flynn y el embajador ruso Sergey Kislyak.



Robertson hizo los cargos durante un 15 de febrero de 2017 transmisión de El Club 700 en el que citó pasajes de la Biblia en un esfuerzo por equiparar la oposición al presidente Trump con la desobediencia a Dios:

Sabes, leíste la Biblia, y hubo un punto allí en el que Dios le dijo a Jeremías, él dijo: 'Diles que tomen el yugo de Nabucodonosor', y ellos no quisieron hacerlo, y leíste el segundo Salmo. que dice: '¿Por qué se enfurecen las naciones, y se imaginan lo vano?', y se rebelan contra el Señor y su ungido. Creo que, de alguna manera, el plan del Señor se está implementando para Estados Unidos y esta gente no solo se rebela contra Trump, se rebela contra el plan de Dios para Estados Unidos. Estas otras personas han estado tratando de destruir Estados Unidos. Estos izquierdistas y los llamados progresistas están tratando de destruir el país que amamos y quitarles las libertades que aman. Quieren colectivismo. Quieren el socialismo. Lo que estamos viendo es el libre mercado y la libertad de esta terrible burocracia dominante. Quieren pelear tanto como puedan, pero creo que la buena noticia es que la Biblia dice: 'El que se sienta en los cielos se reirá con desprecio', y creo que Trump tiene algo de su lado que es mucho más poderoso que los medios de comunicación.



La renuncia de Flynn fue la culminación de una cadena de eventos que comenzó con su conversación telefónica con Kislyak el 29 de diciembre de 2016, el mismo día en que el presidente Obama anunció nuevas sanciones contra Rusia por presuntamente entrometerse en las elecciones estadounidenses. Cuestionados por los medios de comunicación sobre el momento de la llamada telefónica, Flynn y otros, incluido el vicepresidente electo Mike Pence, la caracterizaron como rutina, negando repetidamente que hubiera habido alguna discusión sobre las sanciones anunciadas o los planes de la administración entrante al respecto. Continuaron negándolo incluso después de que el Departamento de Justicia informó a la Casa Blanca de Trump a fines de enero de 2017 que la cuenta de Flynn estaba en desacuerdo con un informe del FBI basado en una intercepción de la llamada.

cuánto tiempo estuvo judy mikovits en la cárcel

Después de que la noticia de la discrepancia se filtrara a la prensa, Flynn cambió su historia y dijo que 'no podía estar seguro de que el tema [de las sanciones] nunca surgiera'. El 13 de febrero de 2017, renunciar a petición del presidente Trump, admitiendo que había 'informado inadvertidamente al vicepresidente electo y a otras personas con información incompleta sobre mis llamadas telefónicas con el embajador ruso'.

Para Robertson, lo más preocupante del incidente no fue que Flynn interfiriera potencialmente con la política exterior de Estados Unidos, o que tergiversó el contenido de su conversación con Kislyak, sino que la llamada fue monitoreada y luego la información al respecto se filtró a la prensa.



'Creo que es hora de que dejemos de preocuparnos por lo que el general Flynn sabía o no sabía', dijo Robertson. '[La] pregunta es, alguien estaba sintonizando esas conversaciones telefónicas, y eso es un crimen federal'.

Sin embargo, según fuentes de inteligencia citadas por CNN y la El Correo de Washington , las comunicaciones de los funcionarios rusos en los EE. UU. rutinariamente supervisado.